Una pareja ha filmado un objeto volante no identificado (OVNI) en las afueras de Mere, Wiltshire. Tash Minto y Tony Waterhouse conducían por la carretera, tranquilamente, cuando un objeto volador de forma ovalada y con luces muy intensas de color blancas se les ha aparecido en las narices. Sorprendido, Tash ha decidido coger el móvil y grabar, y las imágenes se han hecho virales en el instante. Los dos testigos han señalado que el OVNI se dirigía hacia Stonehenge, un monumento megalítico de tipo crómlech, construido entre el 3100 a.C. y el 2000 a.C. El monumento se utilizaba, entre otras prácticas, como observatorio astronómico, hecho que podria explicar tal aparición. Según Tash, al cabo de unos minutos de verlo, el OVNI ha desaparecido de su vista sin dejar rastro: «Salió de la nada y desapareció con la misma rapidez», afirmó el testigo, según Daily Star.

Diversas han sido las conclusiones sobre las imágenes que Tash y Toni registraron. Hay quien afirma que se trata de un dron colosal; otros dicen que se trata de la luna, desde una perspectiva extraña. Pero la explicación que se impone, más allá del escepticismo, es que se trata de un fenómeno paranormal. Y ¿por qué no?.. de extraterrestres.