(mega.com) Ansiedad, susto e incógnita; estas fueron algunas de las reacciones que generó este supuesto hecho paranormal en los vecinos que viven cerca del Parque Kashiram en Jhansi, la India, al ver que una de las máquinas del gimnasio al aire libre, se movía sola, sin que nadie la utilizara.

Este hecho fue grabado por autoridades policiales, además de civiles, quienes no podían creer lo que estaba ocurriendo. Sin embargo, el movimiento se fue deteniendo a medida que pasaban los minutos. Luego de revisar la máquina de este “gimnasio embrujado” lograron describir que había sido intervenido por algunas personas que querían “asustar” a los presentes.

El llamado lo hizo un vecino a altas horas de la noche, luego de ver cómo las máquinas se estaban moviendo solas y que, alrededor de ellas, no había nadie que pudiera haberlas usado.

Actividad paranormal” fue la información que recibieron estos policías, quienes de inmediato se trasladaron al sector para presenciar lo que estaba ocurriendo y, sin pensarlo, comenzaron a grabar con sus teléfonos celulares, cómo la máquina se movía ruidosamente de arriba a abajo.

Al cabo de algunos minutos la máquina dejó de moverse y, al revisar, notaron que en lugar de haber sido un “fantasma” el responsable de estos movimientos, fue el exceso de grasa que le habían colocado a la máquina, misma que se movía sin mucho esfuerzo.

Una fuente local dijo a Daily Mail que “el acto travieso se redujo a unos pocos malhechores que habían aplicado grasa a la parte móvil” de la máquina, razón por la que «con un ligero empujón, pudo funcionar sin supervisión, debido a la naturaleza grasienta» que poseía.

Con la información recibida, los vecinos del parque quedaron más tranquilos al darse cuenta que solo se trataba de un “juego” y no de un hecho paranormal, tal como lo informaron a las autoridades cuando las llamaron.

El video se hizo viral en el país. Sin embargo, el hecho “extraño” fue desmentido por las mismas autoridades del país, quienes lograron transmitirle tranquilidad no solo a los vecinos, sino a los usuarios de redes sociales.